IGUALIZAR LO INIGUALIZABLE

Creo que los términos no existen, pero usémolos por este momento, no me gusta alterar nuestro rico y hermoso idioma.

La tiranía del sistema educativo prescinde de esta característica fundamental: la individualidad. Busca “normalizar”, es decir estandarizarlo, igualarlo a un modelo imaginario del ideal promedio. Termina siendo un modelo que conduce a una aberración de la naturaleza humana, “igualiza” a las personas e ignora las particularidades de cada una de ellas, notas extraordinarias con las que cada uno fue dotado para enriquecer al conjunto de los seres humanos. Somos mejores cuando nuestras diferencias suman al colectivo, nos enriquecemos entre todos con esas particularidades exclusivas de cada ser humano y terminamos haciendo un cuadro multicolor, con luces y sombras, claro está.

Somos mejores cuando esa individualidad, de cada uno, es respetada y reconocida como característica fundamental y necesaria que al ser opacada o anulada conduce a graves violaciones a la humanidad entera, incluso cuando ocurre solamente a uno de sus miembros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s