EJOTES

Muchos hicimos el experimento de sembrar un frijolito en los primeros grados de primaria. En un recipiente de vidrio colocamos algodón empapado con agua y una semilla de frijol. Lo vimos crecer e incluso dar flores y frutos.
Yo llegué al jardín de mi casa y sembré varios. Mi papá solía tener una parte del jardín en la que sembraba algunas hortalizas que consumíamos en casa, nosotros estamos volviendo a esa costumbre que se torna necesaria en esta época. Pues la primera consecha de mi vida fueron unos cuantos ejotes.

Los puede comer solamente cocidos y agregarles un poco de sal. Pero también puede vertir sobre ellos un poco de aceite de oliva con ajo, si quiere agrega queso parmesano.
Los puede mezclar con una ensalada de lechuga, con papas cocidas o fritas, envolverlos en huevo, hacerlos revueltos con huevo. Mezclados con hilachas de pollo… En general, es muy versátil.

Aportan vitamina A, B6, C y K. Contienen hierro, calcio, magnesio, manganeso, fósforo, potasio y zinc. Son fuente de carbohidratos y de fibra. Contienen muy poca grasa y aportan un poco de proteína.

Es un producto originario de américa pero en la actualidad es utilizada en la cocina de muchos lugares alrededor del mundo.

Siémbrela en su casa, en poco tiempo estará comiendo sus propios ejotes.

En la foto los cociné mezclados con cebolla, tomate, succini y crema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .