LA PRIMERA VOZ QUE ESCUCHAMOS.

Imagen de Angel4leon en Pixabay

El oído se forma a partir de una de las inducciones del ectodermo superficial que da origen a un engrosamiento denominado placoda o fosita ótica, esto ocurre en la tercera semana de la gestación. Al alargarse la fosita ótica forma dos regiones: la vestibular y la coclear. Para la quinta semana de gestación se comienzan a formar las conductos semicirculares (Gascon-Rubio). El oído medio tiene origen a partir del endodermo (Tran Ba Huy, 2011)
Entre el 3 y 5 mes de vida intrauterina los órganos sensoriales están desarrollados y para el 4-5 mes de gestación el nervio auditivo está desarrollado aunque aún le falta el proceso de mielinización completo que deberá a esperar a un tiempo después del nacimiento.

¿Escucha el bebé en gestación la música y las palabras que se le dirigen desde fuera? ¿Beneficia el desarrollo cerebral del bebé en el vientre de su madre que se le ponga música o que el padre le hable? La respuesta del fisiólogo Barrio Tarnawieki es muy sencilla: (parece que)no escucha esa música y no escucha esas palabras. Ups, muy desalentador este trozo del texto, pensé en no escribirlo pero la ciencia no se puede ocultar; antes de desmotivarse y dejar de hacerlo es bueno decir que SI tiene un efecto beneficioso (así, con negrita para resaltar dentro del texto) gracias a la relajación y al estado emocional que logra en la MADRE y cuya situación de paz, quietud y gozo es transmitida al bebé en gestación contribuyendo, de esa forma, a su buen desarrollo neurológico y de manera especial de su eje hipotálamo-hipófisis-adrenal: ASÍ QUE A SEGUIR HACIÉNDOLO PORQUE TIENE BENEFICIOS.

Lo que sí es cierto es que el bebé reconoce la voz de su madre. Esa voz que ha escuchado emitirse a lo largo de varias semanas de gestación. Claro, es producida en el mismo cuerpo que le está gestando y no vienen desde fuera.

LA VOZ DE LA MADRE Y EL SUEÑO DEL BEBÉ.

Todo el preámbulo fue para poder compartirles un artículo publicado en la edición de septiembre del 2019 de la revista PEDIATRICS. Realizado por Shellhaas RA y colaboradores en 47 neonatos ingresados a la Unidad de Terapia Intensiva Neonatal.

¿Qué hicieron?

  • Grabaron a las madres de los bebés leyendo libros de cuentos infantiles
  • A todos los bebés les realizaron polisomnografía
  • Los bebés escucharon de manera continua la grabación de la voz de su madre en las primeras seis horas del estudio o entre las 6-12 horas del estudio.

¿Qué encontraron?

  • Los bebés nacidos de la 35 semana en adelante, mostraron más estado de alerta en respuesta a la audición de la grabación de la voz materna
  • La exposición durante el sueño a la voz materna tenía un efecto protector evitando despertares al verse expuestos los neonatos a ruido del entorno hospitalario.

¿QUE PODEMOS CONCLUIR?

Un bebé que escucha la voz materna tendrá períodos despierto más alerta y activos, pero también dormirá mejor. Bendita la voz de nuestras madres.

REFERENCIAS

Gascón-Rubio MC, Díaz de Cerio-Canduela P, Lacosta-Nicolás JL. Embriología del Oído. Libro virtual de formación en ORL.

Shellhaas RA, Burns JW, Barks JDE, Hassan F, Chervin D.R. Maternal Voice and Infant Sleep in the Neonatal Intensive Care Unit. Pediatrics 2019; 144 (3)

Tran Ba Huy P, Teissier N. Embriología del oído medio. EMC-Otorrinolaringología 2011; 40: 1-9.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s