CON JUGUETE NUEVO: los trastornos del procesamiento sensorial.

CON JUGUETE NUEVO: el interés por lo nuevo no puede desviar nuestra mirada de las cosas viejas útiles y probadas.

LOS CAMIONCITOS TONKA

   Tendría alrededor de siete años cuando mis padres nos compraron unos camioncitos de bomberos de marca Tonka.  Preciosos, no muy grandes, pero si muy resistentes.  Los camioncitos sobrevivieron nuestra niñez y adolescencia sin perder ninguna de sus partes.  Por un buen tiempo fueron el juguete preferido mío y de mi hermano, jugábamos con ellos cada vez que podíamos, fueron en su momento el juguete nuevo, el juguete preferido, el juguete siempre presente. 

   Así ocurre cuando aparecen nuevas teorías, nuevas visiones de distintos fenómenos.  Se convierten en la “moda” y se llega a extremos de querer visualizar todo desde la perspectiva de esa “moda”.  Alguien me dijo una vez una definición de moda: “MODA ES LO QUE PRONTO PASARÁ DE MODA”.  He visto hacerse realidad ese dicho en muchas oportunidades.

   Cuando era estudiante de medicina y llegaba un paciente con una crisis de asma, el primer paso era colocarle oxígeno por cánulas nasales y administrar una dosis subcutánea de epinefrina.  Inmediatamente localizábamos una vía periférica y se iniciaba la administración de aminofilina.  Medicamentos nebulizados nada.  Poco tiempo después dejamos de administrar la adrenalidad, luego la aminofilina, después volvió la aminofilina para irse nuevamente unos años más tarde (no muchos) y entraron los medicamentos nebulizados y así sigue la historia.  Estoy hablando de un tiempo entre 1988 y 1998.  Diez años con entradas y salidas de procedimientos, de especies de “modas”.  Así pasa con muchas áreas del saber humano, especialmente las vinculadas a las ciencias naturales en las que la producción de conocimiento es abundante a cada jornada.

EL TEMA DEL PROCESAMIENTO SENSORIAL Y SUS TRASTORNOS NO ES NUEVO EN EL AUTISMO

   Desde Kanner el tema de los TPS (Trastornos del Procesamiento Sensorial) aparecen relacionados con el autismo, al revisar cada uno de los casos que reportó se hacen evidentes signos relacionados con esto.  Jane Ayres consolidó mucha información, la presentó como un conjunto y no como datos dispersos. 

Podemos decir que esta “novedad” de los TPS tiene alrededor de 75 años de estar en discusión, aunque claro que no con ese nombre.

   Las experiencias sensoriales y los estímulos hormonales son la vía de entrada de información al Sistema Nervioso.  Mucha información procede del mundo exterior y otra es interior (una parte a nivel inconsciente y otra parte logra alcanzar niveles conscientes).  Ninguno tenemos experiencias sensoriales iguales a otros, similares sí, pero no iguales.  Toda la información sensorial es conducida de los órganos receptores hacia el encéfalo a las áreas de corteza sensorial primaria, luego secundaria y finalmente a áreas de corteza multimodal en donde se interrelaciona con información procedente de otras fuentes (sensoriales, memoria y emociones).  Esto último es la percepción e integración del estímulo que inicialmente era sensorial unimodal pero que se fue enriqueciendo en la medida que era procesado.

   Algunas experiencias sensoriales son incómodas, perturbadoras, pueden desorganizar nuestra conducta.  Si esa desorganización es tal que produzca deterioro del rendimiento académico/laboral o social entonces hablamos de un Trastorno del Procesamiento Sensorial.

   Los TPS no son exclusivos del autismo, ocurren en diversidad de condiciones y diagnósticos, incluso en personas sin ningún diagnóstico. 

NO TODO ES TRASTORNO DE PROCESAMIENTO SENSORIAL

   Si bien la prevalencia de problemas sensoriales en el autismo es alta, pueden ocurrir en 90% de los casos.  Sin embargo, no todo es explicado por los TPS en el autismo, esto es algo que los mismos expertos en la materia hacen ver con mucha claridad. 

   El asunto se ha convertido en “mi carrito Tonka”, el “juguete nuevo” y estamos jugando con él, no lo queremos dejar, lo metemos en todas partes y solo de eso hablamos.   Pero no lo es y tampoco es una moda, sencillamente es un tema que ha tenido su boom en estos años y que ha causado tal impacto que podemos terminar pensando que el autismo se reduce a Trastornos del Procesamiento Sensorial.

CASO UNO

Tengo un niño con aversión a la comida.  Rechaza muchos alimentos.

Como diagnóstico de base presenta TEA.

Pero la causa de su aversión a la comida no es un TPS, es un cuadro de reflujo gastroesofágico secundario a enfermedad péptica, el niño se siente muy incómodo al comer, le duele el abdomen y el reflujo produce una sensación incómoda que desorganiza su conducta y provoca esta manifestación que observamos.

Evidentemente no es un caso de TPS.

CASO DOS

Este paciente diagnosticado de TEA se golpea la cabeza contra muebles, contra la pared.  Es una conducta que apareció recientemente y a pesar de las intervenciones aplicadas no ha logrado suprimirse.

La investigación demostró que el niño presenta cuadro de sinusitis.  Los senos frontales y maxilares están completamente tomados.  El dolor de la presión sobre estos espacios óseas muy sensibles provocaba la respuesta del niño.  Al iniciar el tratamiento específico el cuadro resolvió.

CASO TRES

El niño con diagnóstico de TEA camina de puntillas todo el tiempo.

La exploración física mostró un patrón de marcha en el que no lograba asentar el talón, el ataque se mantenía en la punta.  La marcha de su padre era prácticamente similar, aunque menos acentuada. 

El diagnóstico fue tendón de Aquiles corto.

SIEMPRE PENSAR EN LOS TPS PERO NO PENSAR QUE TODO ES UN TPS

   En autismo tenemos que pensar siempre en los TPS e investigar su repercusión en la conducta observada (y no observada).   Muchas veces otras intervenciones no logran progresar porque hay un TPS de por medio que funciona como un dique y no permite fluir la intervención.  Pero esto no quiere decir que todo sea TPS, es importante evitar ese error.

   Además, hay un asunto importante, los TPS son acompañantes de los TEA a lo largo de la vida.  Podemos intervenir sobre uno de estos cuadros y sus manifestaciones logrando modificar la respuesta conductual, al tiempo puede aparecer otro con otras manifestaciones y que requiera nuevamente intervención.  Diagnosticar e intervenir los TPS es indispensable.

   Además, los TPS no solamente son debidos a procesos sensoriales irregulares o distorsionados, tampoco a los procesos iniciales de integración de esa información.  En muchos casos las respuestas con contextualmente condicionadas o la respuesta se vincula más con la memoria y emociones de las cuales es imposible desprender las experiencias sensoriales.   Es decir, el psicólogo, es muy importante en la intervención de muchos de los TPS a pesar de que la pura terapia de Integración Sensorial corresponde a los OT.

Imagen de Counselling en Pixabay

   Los TPS son parte de los signos nucleares del autismo, pero no los únicos, también lo son los patrones estereotipados de conducta, las alteraciones cualitativas de la comunicación y las alteraciones cualitativas de la interacción social que se desarrollan en un contexto y rodeado de otras comorbilidades posibles.

Me gustó mucho cuando una vez Oscar, un experto en este tema, me dijo con mucha claridad: “no todo es TPS”. Y luego cuando Andreina, otra experta local, nos comentó a otros miembros del equipo tratante: esto no es TPS, tiene otra base. Ellos trabajan buena parte del día en el diagnóstico e intervención de los Trastornos del Procesamiento Sensorial, para mi son referentes claros, concretos y honestos, además de extraordinarias personas.

2 Comments

Responder a Maria Victoria Batz Oxom Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .