El contexto, el entorno tiene la clave.

Conversaba con un padre que observa en él mismo muchos de los patrones de conducta de su hijo recientemente diagnosticado con TDAH.
Es un hombre exitoso profesionalmente, ha fundado una familia estable. Entre las muchas razones para este buen desenlace de su vida, a pesar de su probable TDAH, está el que se desenvuelve en un contexto laboral que le ha sido favorable. Un contexto que él pudo fabricar para sí mismo, un trabajo que le reta pero le da espacios, que le permite movilidad, cambiar de una tarea a otra…

Se ha visto que los adultos con TDAH exitosos son aquellos que se desenvuelven en contextos que les resultan favorables (acá me refiero a los contextos laborales), esto por dos razones:
– Han encontrado ese espacio labora favorable
– Se han hecho a sí mismos ese espacio laboral favorable.

Entonces me aproximo a una conclusión. Si esto ocurre en los adultos creo que deberíamos centrar buena parte de nuestra intervención en modificar el contexto de los escolares con TDAH (casa y escuela, principalmente).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s