CONVERSEMOS. Una corta y somera mirada a los milagros que ocurren dentro de nuestro cráneo.

   Con dos amigos he estado intercambiando ideas en relación a la memoria, Byron e Irene. Es un tema muy interesante y que me gustaría fuese de mayor análisis en la escuela a fin de aprender a aprender en la forma en la que el cerebro aprende. Ha sido una conversación enriquecedora con ambos y por ello he titulado a este artículo: CONVERSEMOS. En el mismo trataré de explicar el conjunto de maravillosos fenómenos que ocurren cuando escuchamos a nuestro interlocutor en una sencilla plática.

Imagen de Pixabay.

   Conversemos y veamos el milagro que ocurre en nuestro interior con cada una de las palabras que escuchamos, un proceso que ocurre en ínfimas partes de segundo lo que nos hace ver la velocidad increíble de procesamiento de datos que hace nuestro cerebro.  Aunque se ha querido comparar con una computadora, pues ese símil dista mucho de acercarse a la realidad porque se estima que somos capaces de procesar en nuestro sistema nervioso 10 elevado a la 28 bytes por segundo, una velocidad de procesamiento que no es posible alcanzar por ningún medio informático.

   Te escucho, tus palabras se convierten en ondas sonoras que son recogidas por mis pabellones auriculares (orejas) que las conducen por el conducto auditivo externo en dirección al tímpano al cual hacen vibrar y mueve la cadena de huesecillos (yunque, martillo, lenticular y estribo) que llevan esa información hacia la ventana redonda con la que hace contacto el estribo transmitiendo esa energía mecánica.  La ventana redonda es su entrada a la cóclea en donde se encontrará con el órgano de Corti y esa energía mecánica será convertida en energía electroquímica conducida a través del nervio auditivo como un potencial de acción.  Irá pasando por distintas estaciones: núcleos cocleares, núcleos olivares, colículos inferiores, núcleo geniculado medial del tálamo hasta alcanzar la corteza auditiva primaria que es denominada Corteza de Heschl (escondida dentro de la cisura de Silvio).   Hay una MEMORIA SENSORIAL actuando que me dice que estoy percibiendo un estímulo sensorial, ella es de muy corta duración, brevísima, pero si no se activa entonces me desengancharía de aquella experiencia sensorial sin más, no podríamos sostener la conversación.

Acá el procesamiento que tenemos es de la conciencia del sonido, si es un sonido con significado o si es ruido.  ¿Y cómo lo hace?   Organiza la frecuencia de los sonidos a los que responde con mayor eficacia, sus neuronas tienen una base de MEMORIA que los reconoce, tiene un mapa de frecuencias sonoras que es conocido como el mapa tonotópico y que responde selectivamente a distintas frecuencias oídas.  Ya acá hay un proceso que de una forma u otra involucra MEMORIA.

   Esta información para al área de Wernicke, tan famosa.  Localizada en la parte lateral del lóbulo temporal en ambos lados (derecho e izquierdo).  Acá esa información auditiva es procesada, se hace su análisis fonológico, sintáctico y semántico.  Para ello busca en el léxico (vocabulario almacenado en la memoria) y comprende el significado de cada una de las palabras y de las palabras dentro de la frase y de las frases dentro del discurso.  Esto a través de recolectar información almacenada en la MEMORIA. 

   Al mismo tiempo se recurre a buscar en la MEMORIA los elementos de tipo emocional para dotar al discurso de emoción.  Y al mismo tiempo otra parte del cerebro hace un análisis de los gestos, posturas corporales y de los movimientos que acompañan a la producción verbal de nuestro interlocutor, esto comparando con información de ese tipo previamente almacenada en la MEMORIA.  Y también se hace un análisis del ritmo, las entonaciones, el volumen y otros elementos musicales de la voz comparándolo con información que se dispone en la MEMORIA.

   El contexto en el que está ocurriendo el discurso también es analizado pero acá es un proceso sensorial de otro tipo: visual, propioceptivo, táctil, etc.  También ocurre ese análisis a través de comparar datos previamente almacenados, es decir un ejercicio que implica la MEMORIA.  Pero no me iré por esa rama dado que solo estábamos tocando la conversación y su contenido verbal-gestual-prosódico-pragmático (acá, en esto último, es decir la pragmática, el contexto es determinante).  Bueno, eso que no hemos tocado nada de la interrelación con el sistema ejecutivo uno de cuyos componentes más importantes es la MEMORIA DE TRABAJO.

   La MEMORIA almacena información, datos y por maravillosos procesos se relacionan con otros que se disponen, se hacen inferencias, asociaciones y otros tipos de síntesis y análisis para terminar comprendiendo el mensaje que nos está siendo trasladado en esa conversación.

Así amigos vemos que sin MEMORIA pues no hay nada, no hay aprendizaje, no hay asociaciones y la memoria no tiene almacenados más que datos, información de diverso tipo.  Y ya lo hablaremos en otra oportunidad como ocurre esto a nivel celular porque es maravilloso ver como las neuronas repasan y repasan, es decir hacen ejercicios de memorización, antes de quedarse sensibilizadas para la transmisión de un estímulo, y mucho hay que decir de los cambios internos que ocurren en la neurona para facilitar eso.

Los ejercicios de memorización son muy naturales al cerebro, son su forma más básica y efectiva de retener información.  Claro que no son las únicas formas de aprender, hay muchas otras pero de todas formas en el interior del cerebro lo que ocurre con los datos obtenidos de esas otras formas es repaso de memorización hasta consolidar esa información, cuestión que ocurre fundamentalmente durante el sueño y de ello la importancia de dormir bien.

ESTE ES EL RESUMEN DE NUESTRA MEMORIA

Memoria de muy corto plazo

  • Memoria sensorial

Memoria de corto plazo

  • Memoria de trabajo
  • Bucle fonológico
  • Agenda visuoespacial
  • Ejecutivo central

Memoria de largo plazo

  • Memoria procedimental
  • Memoria declarativa: Memoria autobiográfica o episódica y Memoria semántica

Toda la información que disponemos se almacena a alguno de esos niveles para su uso, análisis e interpretación, también para su asociación con otros datos que permitan hacer asociaciones, inferencias, análisis, síntesis, etc.

Somos sorprendentes, ¿verdad que si?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s