PREMIO NOBEL DE LA PAZ para los que se juegan la vida por el planeta.

Fuente: Religión Digital.

   Hay dos tipos de luchadores por el medio ambiente: los cómodos y los guerreros.  Los cómodos dan conferencias, hablan ante parlamentos, aparecen en los medios informativos, escriben libros y les dedican muchos comentarios, se les ve como ciudadanos ejemplares.   Los guerreros son anónimos o poco conocidos, están en el frente de batalla, nadie o pocos hablan de ellos, no conocemos sus nombres, no conocemos sus luchas y se juegan la vida a cada momento.

   En las últimas semanas los medios han informado de la muerte de defensores del medio ambiente: uno en México, otro en El Salvador y el más reciente en Perú.  ¿Sabemos sus nombres?   Probablemente no, pero no los anotaré con la intención de invitar a la búsqueda de información sobre estos héroes.  Sin embargo si sabemos el nombre de otros que no pasan de un discurso bonito e interesante.

   Hace unos pocos años dieron el premio Nobel de la Paz al vicepresidente de Estados Unidos Al Gore, escribió un libro al respecto del medio ambiente…  A su favor: buena prensa.  Luego se dio ese mismo premio al recién investido presidente de ese mismo país, Barak Obama; al final de su gobierno lo que nos quedó fue un conjunto de países en tremendo caos o en guerra y aún no ha llegado la paz a algunos de ellos, pero tenía buena prensa.

Fuente: el Periódico, Catalunya.

Y así se propone ahora a otros candidatos con “buena prensa”, pero la pregunta es si dar conferencias, hablar ante foros políticos y otros es un mérito suficiente sin que esto se traduzca en acciones concretas en favor del planeta.  No será una bofetada en el rostro de los que a cada momento arriesgan lo más precioso que poseen, la vida, por preservar nuestro mundo.

   Hay tantas personas individuales y organizaciones alrededor del mundo que dejan su comodidad y seguridad para luchar en el frente de batalla por el agua, por los bosques, por la conservación de las especies, contra la minería de cielo abierto, por tantas cosas que a la mayoría de los habitantes de este planeta les pasan desapercibidas.

Fuente: El Diario de Hoy

No estoy en contra de ningún nominado, tan solo quisiera que por lo menos se hable de los héroes olvidados, esos a los que les debemos tanto y en algunos casos la deuda es impagable (el precio de su muerte).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s