PUBLICACIONES CIENTÍFICAS CADA DÍA MÁS ACCESIBLES. PRIMERA PARTE.

El acceso a publicaciones científicas es cada vez más fácil. Algunas publicaciones son totalmente abiertas, otras bajo suscripción o pago. Adquirir suscripciones no resulta barato y menos aún pagar para poder acceder a la información contenida en un artículo dado. Varias publicaciones permiten el acceso gratuito en tres modalidades básicamente:

  • Las publicaciones de acceso gratuito (no del todo gratuitas, el lector no paga por ellas pero alguien ha pagado para que así sea)
  • Las publicaciones que requieren pago pero tienen algunos artículos gratuitos (a veces el mismo autor ha hecho un pago para que sea abierta y otras veces es un medio que utiliza la publicación para captar lectores)
  • Las publicaciones que requieren pago pero liberan sus artículos para acceso público al cabo de 6 o más meses (la mayoría después de dos años, generalmente son los medios de divulgación de grandes asociaciones científicas-profesionales)

Existen publicaciones de diverso tipo y son miles las que aparecen mensualmente en distintas áreas del saber. En mi caso son de interés las que se refieren a medicina, psicología y educación además de otras áreas relacionadas.

LAS PUBLICACIONES MÉDICAS

Hace unos pocos años las revistas científicas eran consultadas básicamente por profesionales de áreas de la ciencia relacionadas con la publicación, sin embargo el internet ha puesto al alcance de la población general la consulta a este tipo de materiales, esto hace importante disponer de cierto conocimiento para poder leerlas, interpretarlas, aplicarlas y entenderlas dentro del amplio contexto de la investigación médica y la abundante información que se produce constantemente.

Algunas publicaciones |se dedican a ciencia básica, a ciencia aplicada o una mezcla de ambas. Las dedicadas a ciencia básica requieren de conocimientos un poco más profundos (o muy profundos) en la temática, no quiere decir que las de ciencia aplicada no lo requieran pero puede resultarnos más familiar el asunto que abordan aunque siempre, para su adecuada comprensión y aplicación, demandan de conocimientos de las ciencias médicas.

Consultar una publicación médica no es fácil. Demanda de algunos conocimientos y de aplicar el dicho de “UNA SOLA GOLONDRINA NO HACE VERANO”. ¿Qué quiere decir esto? Que cuando leemos un artículo, además de valorar la información que nos provee, la contrastamos con otras publicaciones similares o en la misma línea temática. Un solo artículo como referencia no resulta una buena idea en la mayoría de los casos; la información debe ser contrastada con otras fuentes, especialmente sin refutan lo que leímos en el otro artículo, además de revisar otras publicaciones a fin de hacerse una idea más sólida y amplia.

TIPOS GENERALES DE ARTÍCULOS EN LAS PUBLICACIONES MÉDICAS

Las revistas médicas suelen tener algunos tipos generales de artículos:

  • Artículos de investigación: presentan información nueva, basada en investigaciones de diverso tipo. Generalmente con ellas se sigue el procedimiento de Revisión por Pares o Peer Reviewed para dar más validez a la publicación. A estos me referiré por el resto del texto porque son los más abundantes.
  • Artículos de revisión: muchas veces son escritos a solicitud de la revista que los publica o siguiendo una línea temática propuesta, también pueden ser aportados sin solicitud específica de la revista la cual los publica por su valor. Estos se basan en artículos previos y tratan de reunir información sobre temas concretos.
  • Reporte de casos: son comentarios de casos interesantes acompañados de una revisión de literatura y discusión.
  • Comentarios de libros.
  • Cartas al editor: es una sección muy importante de la revista. Acá escriben personas que refutan o comentan sobre artículos previamente publicados, los autores del artículo en discusión deben responder a estos comentarios.
  • Editoriales: generalmente introducen al contenido general de la revista.
  • Otros.

NO TODAS LAS PUBLICACIONES TIENEN EL MISMO PESO EN EL AMBIENTE, ESTO NO QUIERE DECIR QUE NO SEAN ÚTILES

Un artículo científico es medido en relación a su valor de acuerdo a los intereses de la persona que lo lee. Es decir, yo valoro el artículo porque tengo mucho interés en ese tema, va en la línea de otras lecturas que he realizado o cuestiona dichas lecturas, es decir me aporta. Esa es la valoración subjetiva.

Existen algunos parámetros objetivos para valorar el artículo, aunque no son perfectos del todo pero nos permiten tener alguna referencia:

  • La temática que aborda
  • El factor de impacto de la publicación en la que aparece (se calcula en base a datos de dos años previos, el número de veces que los artículos de la publicación han sido citados en otras publicaciones y el número total de artículos publicados en revistas indexadas, es decir que pertenecen a un índice de revistas reconocidas por su alta calidad científica)
  • Que sea una publicación con revisión por pares
  • Sus autores (hay personas que son conocidas por su trayectoria en investigación y constantes aportes valiosos a la comunidad científica y público en general)
  • El diseño propio de la investigación que presentan
  • Las conclusiones a las que permite llegar
  • La posibilidad de incluirlo en una serie de publicaciones de temática similar
  • Otros

¿QUÉ SIGNIFICA REVISIÓN POR PARES?
Es un procedimiento que se utiliza para garantizar la calidad del material que se publica, de manera que sea lo más confiable posible, esto no significa exento de error porque ese es un parámetro que siempre se toma en cuenta en la ciencia.

Antes de llegar a una revista científica las investigaciones que se busca publicar han pasado por un proceso que incluye el diseño mismo de la investigación y la constante revisión de su avance y resultados por los mismos investigadores, la valoración de un comité de ética si corresponde al tipo de investigación (comité propio de la institución que investiga o independiente) y la revisión por parte de los comités científicos que algunas instituciones universitarias o de investigación disponen. Luego se envía a la revista científica para que decida en relación a su publicación, la revista entonces lo somete a revisión por su comité editorial y a revisión por pares (peer reviewed).

Luego el artículo es enviado a la revista y recibido por el consejo editorial, previamente los autores han realizado una declaración ética y aceptado las normativas de esa revista en concreto.

Los pares son científicos de similares o mayores credenciales académicas que los autores de la investigación que revisan y se busca publicar. Suelen ser anónimos aunque a veces al final del proceso puede darse a conocer quiénes revisaron la revisión. Por lo general y en la mayoría de los casos (casi la totalidad) es un trabajo que se realiza de manera gratuita. ¿Por qué lo hacen de gratis? Por dos sencillas razones: concede prestigio profesional y es una especie de ejercicio mental que permite mantenerse actualizado (muy al día) y realizar una disección lo más perfecta posible del material que se le ha aportado.

Los pares reciben el material (completo) de la investigación y el artículo ya redactado. Lo revisan, contrastan con otras publicaciones, analizan sus datos estadísticos y el manejo de los mismos, las interpretaciones que se realizan de esos datos y las conclusiones respectivas. Al final pueden dictaminar cuatro posibilidades que trasladan al consejo editorial que tiene la última palabra:

  • Aceptado
  • Aceptado con reservas, debe hacer algunas modificaciones (se trata de mínimas correcciones que deben hacerse antes de publicar)
  • Rechazado pero con opción a presentarlo nuevamente una vez se corrijan sus errores
  • Rechazado definitivamente.

Luego de ello pasan al consejo editorial de la revista que suele estar constituido por reconocidos profesionales de la materia a la que la publicación se dedica. Finalmente es publicado, para ese momento puede haber transcurrido meses desde la presentación inicial del artículo solicitando su revisión y eventual publicación. Finalmente el consejo editorial decide su publicación en un número ordinario o en algún número especial (generalmente estos presentan artículos de una temática concreta o relacionados entre sí).

CONCLUSIÓN DE LA PRIMERA PARTE

Cuando un artículo aparece en una publicación científica periódica o extraordinaria, ha pasado por un trabajo intenso. Las publicaciones científicas permiten a los profesionales mantenerse actualizados, sin embargo es imposible poder leer todo lo que se publica de manera que lo que se suele hacer es tener algunas publicaciones a las que se da seguimiento periódico y otras que se consultan eventualmente, esto depende del interés profesional de cada uno y del enfoque que el ejercicio de la profesión lleve consigo.
No hay trabajos publicados que no sean interesantes o valiosos, puede que para mi no resulten interesantes pero para otros más enfocados en ese tema si lo son.

Mucha investigación se publica y esto refleja la intensa actividad científica que se desarrolla. Para algunos profesionales es un mandato parte de su trabajo en alguna institución y algo que agrega a su currículo, pero no por ello publican cosas sin valor porque ya he comentado sobre el trabajo que esto lleva. Algunas personas han realizado investigaciones extensas por largos años y finalmente lo publican, pero llevan otras investigaciones paralelas a veces en la misma temática y otras veces en temática parecida. Mucha investigación está esperando su momento de ser divulgada.

¿Y para qué se publica tanto si nadie lo lee? Nadie lo lee no, algunas cosas son leídas por muchos y otras por pocos, pero siempre alguien lee algo. Y EL CONOCIMIENTO QUE NO SE COMPARTE, NO SIRVE. Publicar es un acto de apertura de la comunidad científica que muestra lo que está haciendo, la dirección que está llevando la investigación y es un acto generoso porque comparte todos los detalles de lo que se investigó, da ideas a otros.

Claro que las publicaciones no son perfectas, esa pretensión no existe en la ciencia. El conocimiento científico es corregible, autocorregible, dinámico, sabe su carácter de contingente. Y a veces el contenido erróneo también resulta útil porque descubrir el error permite el aprendizaje.

Un problema serio se da cuando un lector toma una publicación determinada como definitiva, como una conclusión irrefutable. Ningún científico lo consideraría así. La ciencia siempre está en escrutinio por ella misma y quienes en ella participan.

SEGUIRÁ EN LA SEGUNDA PARTE Y FINAL.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s