EN TDAH LA COMORBILIDAD ES LA REGLA.

IMG_5686_Fotor

Hablamos de comorbilidad cuando en un mismo individuo se plantean dos o más diagnósticos. El efecto de cada diagnóstico es sumativo en cuanto su contribución a la disfunción o inadaptación que se observe.

En TDAH la comorbilidad no es una excepción, todo lo contrario, es la regla. Se estima que hasta en 85% de los casos de diagnóstico de TDAH hay alguna comorbilidad y hasta en 50% dos comorbilidades adicionales.

No investigar las posibles comorbilidades contribuye a diagnóstico parcial y a dejar sin abordar cuestiones que requieren algún tipo de intervención.

Las comorbilidades podemos clasificarlas en los siguientes grupos:
a) Comorbilidades neurológicas: Trastornos por Tics, Trastorno del Desarrollo de la Coordinación, etc.

b) Comorbilidades neuropsiquiátricas/psicológicas: Ansiedad, Depresión, Trastorno Oposicionista-Desafiante, etc.

c) Comorbilidades psicopedagógicas: Trastorno Específico del Aprendizaje de la Lectura y otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s