NO QUIERE COMER. NIÑOS CON AUTISMO.

A veces nos fijamos solamente en cuestiones de sabores, texturas, colores y otros aspectos de los alimentos tomándolos como explicación para el rechazo de ciertos alimentos o la dieta restringida que tienen algunos niños con TEA.

Pero hay otras cuestiones que debemos verificar:

– Los estímulos sonoros o visuales del lugar en donde debe comer.

– La falta de seguimiento en ciertas rutinas relacionadas con la alimentación.

– Los olores del entorno, no de los alimentos.

– Los platos o cubiertos que usamos pueden provocar rechazo.

– El horario en el que se le ofrecen los alimentos.

– Las limitaciones que imponemos para permitir explorarlos en diferentes modalidades sensoriales: olerlos, tocarlos o probarlos.

– Etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s