POESÍA EN LA ESCUELA

 

 

La poeta Tere Acosta habla de la poesía como herramienta para el aprendizaje de la lectura y la maestra Claudia María Lara Galo le invita a extenderse. Claro, la maestra reconoció inmediatamente el poder de la poesía en la escuela y motivó a la poeta a abrir sus versos a todos.

 

La poesía (leída, escuchada o declamada) debe estar presente en la escuela. Ritmo, cadencia en el lenguaje, riqueza de vocabulario, rima y aliteración… Conciencia fonológica desarrollándose en pleno. Además exige a la prosodia y provoca la incorporación de gestos y posturas corporales que enriquecen la comunicación.

 

¡Tremendo ejercicio lingüístico y del alma!

La poesía no tiene que salir de las aulas.

Jaime Álvarez habla de ella como un sentimiento misterioso o como un misterio sentido.

 

El poeta juega con las palabras y las hace imágenes, llena de figuras literarias que fomentan la imaginación y el desarrollo de habilidades metalingüísticas. Quien la lee, la escucha o la declama va más allá de la palabra escrita a un mundo sublime en el que la imaginación es la llave que abre la puerta al encanto convertido en versos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s